miércoles, 11 de septiembre de 2013

¿Vinotintos o VinoTONTOS?

Desde que terminó la eliminatoria para el Mundial de Sudáfrica a los venezolanos comenzaron a vendernos la idea de que estaríamos en Brasil 2014, Meridiano TV uno de los aliados de la FVF se encargó de colgar en sus transmisiones, una serie de micros y mensajes que invitaban prácticamente a reservar hoteles y comprar entradas para ver por primera vez a la “Vinotinto”  en las instancias finales de un mundial de fútbol de mayores, a falta de dos jornadas para el cierre del clasificatorio, reducida a una para los nuestros (la selección descansa en la ultima fecha) esas esperanzas están abrazadas al milagro, se debe golear a Paraguay y esperar que Ecuador y Uruguay pierdan por importantes diferencias de goles, de ese modo, podremos conseguir el puesto de repechaje e ir a pelear el cupo para Brasil con Jordania, nada fácil, pero todo puede suceder.

En la rueda de prensa posterior al ultimo partido contra Perú, en el cual la selección vinotinto resultó ganadora, nuestro “excelso” DT Cesar Farias, dio muestra nuevamente, que la humildad no es su mejor virtud, como siempre no pudo quedarse callado, tembloroso y con “ojos de culebra brava” citando a Loyola,  atacó a un diputado del gobierno por haber comentado días atrás luego de la derrota ante Chile, que la FVF hacía negocios a costilla de la selección (secreto a voces) el diputado en cuestión no es conocido por decir cosas coherentes, pero debemos reconocer que esta vez dijo lo que muchos hemos querido expresar desde hace tiempo, no sabemos lo que busca, pero por fin dijo algo interesante, por su parte Farias con su verborrea característica, también dijo cosas ciertas, el “Sr.” Carreño busca pescar en río revuelto usando el poder para intimidar, algo a lo que ya nos tienen acostumbrados los integrantes del gobierno.

Farias, nuestro “Mou criollo”(salvando las largas distancias con el portugués), no solo se ha dedicado al plano futbolístico de la selección, siempre ha querido llevar el asunto mas allá, si no se gana enemigos, se los inventa,  habla de ellos para desviar la atención  y evitar asumir responsabilidades. Haciendo un símil, la selección se parece mucho al gobierno, tiene sus capos, negocios, líderes impuestos, fanfarrones, supuestos infiltrados, intrigantes y muchos opositores a la “magnifica” gestión, lo que les falta es hablar de atentados.

El Venezolano se une alrededor de todo aquel que nos representa deportivamente, aquí hasta el menos amante del deporte, sufre y celebra con cada vinotinto, pero el fútbol es nuestro sueño esquivo, son las ganas de participar en la competición mas importante del orbe que nos lleva a pasar “ronchas” como se dice coloquialmente, ¿Farias y Esquivel se habrán puesto a pensar alguna vez el sacrificio que hace hasta el mas pobre por ver ganar a la vinotinto?, la entrada mas barata cuesta un cuarto del sueldo mínimo, un padre de 3 hijos que antes se ponía la franela de Brasil o Argentina y que quiere que sus chamos vistan la nuestra,  no puede llevarlos al estadio porque el sueldo no le alcanza, el que tiene el dinero pasa días en una cola y quizás, no consiga entradas, si lo hace, debe calarse los desastres que se forman para entrar y salir al estadio,  esperar largo rato para el pitazo inicial, muchas veces para  ver un juego aburrido, de planteamiento táctico experimental (la mayoría) y donde el DT mal usa a la mejor generación de futbolistas que hemos tenido o lo que es peor, ser testigos “in situ” como alinea a jugadores que no dan la talla, mientras, no convoca o deja en el banco a los que han demostrado que sudan la camiseta, ¡La Vinotinto es un sentimiento y nos han tomado por VinoTONTOS!, el problema no son los Arango, Salomón, Rincón, Lucena, Perozo, Maestrito…etc. Es con aquellos que llevan la batuta, Farias se jacta de decir que nos llevo a un Mundial Sub20, no se recuerda que jugando en casa, milagrosamente se hizo del ultimo cupo, si hubiese sido contundente como la selección Su17, subcampeón del continente en Argentina, quizás si tendría algo que agradecerle, pero no “Sr.” ¡A usted no le agradezco! algunos me dirán mezquino, otros que tengo razón, eso no es lo importante, ahora si lo sería, que tuviese la gallardía de decir que se equivocó la mayoría de las veces y que da un paso al costado, porque la selección le quedó grande.

Dedíquese a su “Ciudad Vinotino” (guisotinto), ¡por cierto! debería dejar de cobrar por su uso, pues está  en un espacio publico, compre un terreno si quiere lucrarse, estudie bien el fútbol por si le toca dirigir nuevamente, no sea que vuelva a dar tumbos como con el Táchira, Anzoátegui y las selecciones sub20 y de mayores, no espere a octubre para sacar cuentas, quizás  suceda el milagro y vamos al mundial, pero para muchos venezolanos como yo, su saldo futbolístico ha cerrado en rojo, lo mas probable es que sea otra la historia con su cuenta corriente, éxitos a nuestros jugadores, pero con usted, ni un café.  

lunes, 22 de abril de 2013

¿Que piensa usted?



DRAE
Cinismo: Desvergüenza o descaro en el mentir o en la defensa y práctica de actitudes reprochables.

En Venezuela
Cinismo: Desvergüenza o descaro en el mentir o en la defensa y practica de actitudes reprochables por parte de un grupo de Venezolanos que se hacen llamar chavistas o maduristas, quienes piensan que el pueblo es idiota.


        Si no fuese venezolano, igual me sintiera triste y aquejado por la pena que me causa ver, como un grupo de personas autodenominadas “lideres”,  le mienten a sus seguidores y toman por estúpidos a los habitantes de todo un país. En Venezuela el fenómeno “El Niño”, iguanas, rabipelados y “el saboteo” en el sistema eléctrico nacional,  han causado apagones, pero nunca el gobierno ha reconocido que se trata de la desinversión y la falta de mantenimiento, algo que infinidades de veces lo han dicho trabajadores de CORPOELEC.  Mucho dinero se ha destinado para mejorar el servicio, pero no se sabe a dónde ha ido a parar, pues, cada día la cosa es peor. 

Venezuela ha pasado catorce años en “revolución”, recibiendo millones de dólares por la venta del petróleo. Tenemos miles de recursos hídricos pero el pueblo sigue pasando sed, todo por culpa de los gobiernos de la cuarta republica, que nunca le prestaron atención al pueblo. En Venezuela no hay inseguridad, es una sensación, los asesinatos y robos que ocurren en ciudades, pueblos y hasta en el caserío más lejano (donde de casualidad llega la luz del sol), es culpa de la televisión y la ingesta de licor. 

“En la tierra de libertadores”, existe la participación ciudadana y la contraloría social, pero, ¡Mosca con una vaina y dices mas de lo que debes!, ¡Al camarada no se le echa paja!, ¡es mas!, aquí tienes tu tajadita”. La justicia es para el que puede pagarla, por estos lares, “billete no solo mata a galán”, también manipula verdades, compra contratos, el silencio, armas y drogas para los delincuentes de la calle y para los que están en las cárceles; ¡No piense mal!. Nada de eso tiene que ver con la revolución, esos vicios son heredados de la cuarta, se han tratado de corregir, pero como bien sabe, se necesitan más recursos (dinero) para eliminar esas fallas. 

En Venezuela, un presidente da un discurso, dice que está enfermo y debe viajar para operarse, se monta en un avión, lo operan, se recupera, gira instrucciones, firma documentos, pero nadie lo ve. Hace ejercicios, recae, se recupera nuevamente, trabaja, y se comunica durante cinco horas seguidas (sin hablar), vuelve a firmar documentos. Aun nadie lo ve. Recae, se recupera, camina y aparece en un ataúd. Sus herederos lo lloran y a los días bailan y cantan en una tarima.   

En este país, el partido de gobierno despilfarra los recursos de los venezolanos en una campaña política, amedrenta al opositor, se roban votos en las elecciones, pero como las instituciones no dicen nada, ese comportamiento lo hacen legal. Por su parte, “la extrema derecha” cargados de odio, queman hospitales, convierten en caos las ciudades, causan estruendos con cacerolas y asesinan a dirigentes del PSUV, mientras que el gobierno en aras de la paz y el mejor funcionamiento de las cosas, reconstruye en menos de veinticuatro horas edificaciones que fueron destruidas en un 90% (tardan años en reparar un bote de agua), dispersa sin violencia las manifestaciones con la GN, depura las instituciones, saca a los que votaron en contra (traidores al proceso) sin que importen las leyes o los DDHH. La defensora del pueblo dice: “que esta bien que se despida a una persona por pensar políticamente distinto”. El fascismo está en la derecha, “No volverán”.

martes, 16 de abril de 2013

Son de derecha que escriben con la mano zurda

Imagen extraída de twitter
       El mundo está lleno de los que confunden  “la gimnasia con la magnesia”. Basta que usted abra la ventana de su casa para verlo. Después de las truchas elecciones del 14A, el país quedó más polarizado que nunca, “el chavismo”  viene en picada y cada segundo que pasa se hace menos fuerte,  la oposición por su parte, parece estar “metiéndose por los palos” como dicen en el argot hípico. Da la sensación que el pueblo que durante veinte años siguió y apoyó al finado Chávez, está despertando del embeleso que éste causaba en ellos, ante su ausencia, miles de sus verdaderos y sentidos adeptos, parecen mirar  para los lados buscando donde refugiarse, pueda que ya estén pasando la etapa de negación y comienzan a darse cuenta que, aquel en quien confiaban y del cual escuchaban palabras llenas de “esperanza”, se ha ido y no volverá,  entienden que sus herederos, no cuentan con el verbo, espontaneidad y conexión suficiente como para captar su atención, cosa que, con el rabito del ojo, vieron en Capriles, a quien sin parecerse un poquito a Chávez, le dieron su voto.

Algunos que hablan de revolución, parecen no entender el significado que esta palabra tiene, jamás he dudado que en “el chavismo” existan personas que realmente quieren vivir en socialismo, que cumplen con  los preceptos que dictan los grandes autores (desfasados, por cierto)  de esta ideología. Particularmente mi forma de pensar me lleva sentirme un poco de izquierda, siempre he querido que la justicia impere en nuestra sociedad, que no hayan niños en las calles, que las personas no sean explotadas por un empleador, que los servicios funcionen por igual para todos y que aquel que genere riqueza, sea quien más pague impuestos; pero jamás, estaré de acuerdo con aquel que no lucha por lo suyo, que levantando banderas de partidos políticos o participando como fuerza de choque,  pretenda vivir y comer, mientras otros, día a día, se parten el lomo para tener mejor calidad de vida y colaborar con la construcción del país.

El socialismo se convierte en una utopía cuando se pierden las perspectivas. Según mi punto de vista, lo mejor que puede hacer un izquierdista de corazón, es siempre ser oposición, pues la historia ha demostrado que los gobiernos socialistas (salvo pocos casos)  terminan mostrando su resentimiento, y convirtiéndose en nidos de corrupción, desgobierno, ineptitud, represión y fascismo, el estado pasa a creerse  dueño y amo de todo, no reconoce al contrario y pretende siempre borrarlo del panorama político, eso es lo que ocurre en este momento en Venezuela.

Mala interpretación está haciendo Nicolás de su “victoria”, citando a Chávez podríamos catalogarla como “pirrica de mierda”, pues aquella mayoría aplastante con la que acostumbraba a ganar el caudillo, mermó, ya no son mayoría, y en dos grandes bloques esta dividido nuestro país, en tal sentido, debería buscarse el consenso para la  gobernabilidad que se requiere, quedó demostrado que los venezolanos no queremos ser comunistas o socialistas, es otra vía la que hay que tomar.

Hay tantas cosas por hacer para que Venezuela sea prospera y  se pierde el tiempo en calentar la calle, todos aquellos que votamos por Henrique Capriles estamos en el derecho de verificar nuestros votos, la elección estuvo amañada y eso ha quedado demostrado con cientos de videos y fotos, pero las instituciones se hacen de la vista gorda, solo para mantener a unos mentirosos y corruptos en el poder, sin ánimos de amenazar, pues no tengo como, solo les puedo decir, que el gobierno ilegitimo se ha colocado la soga al cuello, cada día que pasa se aprieta mas el nudo, los opositores no debemos caer en provocaciones, protestemos pacíficamente, ellos tienen facinerosos armados, la milicia y los militares que ya han demostrado que solo son unas aceitunas rellenas de pimentón rojo, Nicolás & Cia. buscan los muertos, incluso los pondrán donde no hay, todo para hacer creer que la culpa es de nuestro líder, un apelativo que se lo ha ganado con sacrificio, lucha y constancia.

Horas y días difíciles para el país,  lastimosamente ya este “gobierno” ha hecho saber a qué viene, radicalizar cueste lo que cueste, la fulana revolución, son gorilas y lo que quieren es pisotear la voluntad del pueblo, aires de dictadura, el hijo resultó ser peor que el padre, esta gente  no es de izquierda, simplemente son unos de extrema derecha que escriben con la mano zurda, están destinados a implotar y al final a desaparecer, eso ya está en proceso.

El difunto padre de la “revolución bolivariana”  en su tumba dice: “He creado un monstruo” (Capriles).

miércoles, 10 de abril de 2013

Merecemos una Venezuela Distinta

Imagen de Google
      Amigo Chavista, los cambios siempre son difíciles, pero no por ello debe temérseles, al fin y al cabo, la vida es dinámica; la tierra se mueve, los ríos cambian su cauce, las nubes se van moldeando, los arboles buscan los mejores rayos del sol, el mar baila con sus olas y el cielo enamora porque la luna y las estrellas van y vienen. Que aburrida nuestra existencia si todo permaneciera estático, no seriamos capaces de evolucionar, no tendríamos la oportunidad de aumentar nuestro conocimiento y de crecer como personas.

Aunque cueste reconocerlo, en los últimos catorce años hemos estado prácticamente estáticos, sin avanzar más allá de una área asignada, bajo una sola “filosofía”, hacinados, donde siempre escuchamos las mismas historias y cuentos  que han originado roces, discusiones, peleas. Nos hemos culpado los unos a otros de las dificultades que vivimos y nos maltratamos defendiendo cada quien su espacio. ¿No crees que sea hora de salir del cuadrado dónde estamos?  

Las decisiones, buenas o malas, eran tomadas por Chávez, quien hoy (por circunstancias de la vida) ya no está. Nicolás dice ser su hijo, pero con su verbo y acciones te ha demostrado que dista mucho de él, pudo haber heredado  unas directrices para conducir el país, pero nadie asegura que vaya a cumplirlas, si fracasa, ¿a quién culpará?, ¿a la oposición, al imperio o a Chávez? Los ignorantes y los mediocres siempre encuentran las culpas a sus errores en los demás, incluso a ti te han acusado de los males del país, te han dicho acaparador por comprar cuatro latas de leche, te han llamado saboteador por dejar un cable pegado al toma corriente o cuando te has bañado con más de tres totumas.

Sé que eres una persona fiel y de palabra, que será difícil cambiar tu intención de voto, pero no me cuesta nada intentar convencerte, te haré unas pocas preguntas las cuales te invito a responder internamente, son simples, pero puede que ellas te lleven a ver, que fuiste el traicionado y  que votando por Capriles no estarás contradiciendo el legado de Chávez.

¿Hasta cuándo te vas a calar una cola para comprar en Mercal o en un abasto Bicentenario?, ¿hasta cuándo vas a soportar que te intimiden con una franela roja o con un trapo en la cara?, ¿Seguirás siendo “el pobre” del cual hablan con lastima, solo para mantener un discurso ideológico?, ¿hasta cuando deberás levantar la bandera de un color para ser beneficiado con lo que te corresponde?, ¿Por qué debes ser el que sacrifica su sueño para ir de madrugada al trabajo a merced del hampa o caminando por calles inundadas de aguas negras, cuando los “lideres” del partido, andan en carros de lujo y con escoltas?, ¿Por qué debes pagar una cisterna para poder tener agua?...

Te dije que eran unas pocas, pero podría hacerte miles.

Yo solo quiero que te brindes la oportunidad de respirar aires distintos, hagamos a un  lado la llamada lucha de clases que han utilizado para enfrentarnos, aquí la gran mayoría sufrimos las mismas calamidades, tomamos el mismo café, miramos el mismo azul del cielo y el sol nos quema por igual, un mejor país es posible, lleno de igualdad, desarrollo y progreso,  trabajando entre todos, cumpliendo nuestros deberes y haciendo valer nuestros derechos estaremos ayudando a construir una mejor nación.

Nadie es tan loco para enfrentarse a un poder tan grande como el que tiene el gobierno, tu como militante te has dado cuenta del pulpo gigante que es, Capriles quiere ser presidente para hacerlo bien, si no fuese así, no arriesgara su pellejo como lo está haciendo, vamos a brindarle la oportunidad, si lo hace mal, en tres años con un referéndum podemos sacarlo del poder, no sería tan difícil, piénsalo.

Sé que la palabra empeñada hoy vale poco, pero yo: Alfonzo Prieto, te prometo, que seré de los primeros en salir a la calle a protestar y criticar su mal gobierno, de ser ese el caso. Te invito a votar por Henrique Capriles, dale el chance de demostrar que tanto quiere a Venezuela, este domingo, hermano, hermana, nos vemos en la cola y en la noche nos abrazaremos y brindaremos por una Venezuela distinta.  

jueves, 4 de abril de 2013

Florentino, hablemos de explotación…¡Bro!



Imagen de Pepsi, CO

          Es fácil perder el hilo de las cosas en un país donde a cada rato surge algo que capta nuestra atención, es difícil mantenerse concentrado al ver como un sinfín de situaciones toca la piel del venezolano, y es que aquellos que bien o mal, nos dedicamos a escribir sobre lo que vivimos, no las vemos difícil al tener tanto material, hay instantes en que no sabemos a que dedicarle nuestras letras, hago el símil con el momento en que teniendo mucha hambre, se nos quita al ver una mesa repleta de comida.

Ayer leí algo que motivó la próxima entrada en mi blog, pero al rato, entre tanta cosas se disipó. Hoy abrí una pagina de noticias que me llevó a recordar “qué” y a “quien” le dedicaría mis próximas palabras, pueda que no tengan ninguna importancia, pero eso no me preocupa, ¡total! Mi blog se llama “Nuestra Opinión no Cuenta” así que puedo decir lo que quiera y todo aquel que lo lea, estará en su derecho de sacar sus propias conclusiones.

 “Aprendemos a escuchar a los pájaros o seguimos escuchando los planes para explotarnos” Florentino Primera.

¡Bro! (permíteme tutearte y hablarte con anglicismos, tu me entiendes) bonito pensamiento, se nota que en tus venas corre la sangre del “Cantor del Pueblo” ese hombre que nos describió la miseria con sus “Casas de cartón”, no se si sabes lo que significa, pues vives bajo techos de madera en Miami y de platabanda en una colina (no cerro) del este caraqueño. Ciertamente debemos aprender a escuchar a los pájaros, como también los gobiernos deben aprender a oír a los pueblos, cuando les critican una gestión o son contrarios a su pensamiento político.

Si de explotación hablamos, es bueno volver a recordar a tu padre:“En el mundo no habrá paz, mientras haya explotación del hombre por el hombre y exista desigualdad” ¿no te parece ver eso en las calles de Venezuela? morimos a menguas en hospitales (deberías visitarlos) el dinero cada vez alcanza menos (tu ganas con una presentación lo que muchos en un año) hay miles de empleados de empresas y organismos del estado que pasan meses sin cobrar (pregúntale a los de barrio adentro y de las otras misiones) la inseguridad deja muertos por doquier (los políticos y tu, tienen guardaespaldas) la gente guindando en autobuses y pasando roncha en carritos por puestos (en tu casa hay varios carros de lujo y tienes chofer) las transnacionales petroleras llegadas en los últimos catorce años hacen lo que les da la gana (tu eres patrocinado por PEPSI) y así muchas cosas, pero lo peor de todo es lo observado en las ultimas campañas, mujeres hermosas, curvilíneas y bien dotadas, repartiendo volantes y afiches por “los candidatos de la patria”, ¿me vas hablar de explotación?, vamos ubicarnos en tiempo y espacio, sal a la calle y patea… “bro”.

En este país, “bro”, se acabaron las medias tintas, eso de jugar con Dios y con el Diablo en la misma mesa, es peligroso. Deberías tomar en cuenta y apreciar, que junto a tu hermano Servando, han salido bien librados de esas partidas, son de los pocos que al fijar una posición política no han perdido vigencia en escenarios y  su público sigue yendo a sus conciertos (capitalistas) ¡ojo! No es que quisiera lo contrario, te lo comento por los últimos acontecimientos suscitados en el gremio de los “artistas”.   Pueda que se te haya olvidado y ya no esté en la mente de muchos de tus seguidores, pero  yo aun recuerdo como, en una tarima colocada en Chacao durante el paro petrolero,  le pediste al chavismo que no se metieran con la memoria de tu papá, que ya bastaba que siguieran utilizando sus canciones malamente, que no merecían interpretarlas. 

Has sido opositor y chavista, de ambos bandos te has lucrado, ¿por artista te pagan? bien, aprovéchalo ¡en fin! Es tu trabajo, pero no pretendas jugar con la conciencia del Venezolano, recuerda que “El pueblo es sabio y paciente”  “bro”.

martes, 2 de abril de 2013

Ni rumores, ni cuentos de camino, a ¡VOTAR!



Imagen de Google

          Cada vez que entramos en una campaña electoral presidencial surgen rumores en entorno a ella, planes de conspiraciones, posibles atentados, “guarimbas”, votos trampeados, cable submarino a Cuba, planes de la CIA, desconocimiento del árbitro, abandono a última hora de uno de los candidatos, no aceptación  de los resultados, etc. Lo insólito de todo esto es que llega el día de las elecciones y siempre termina igual, una parte de la población celebra y la otra pasa el trago amargo reflexionando, insultando a los abstencionistas y preguntándose como es que hay gente que vota por la tendencia contraria.  

No le hago caso a los rumores, tengo el cuero curtido de tantos que he oído a lo largo de mi vida, recuerdo que durante los últimos gobiernos de la cuarta republica eran pan nuestro de cada día, quizás el país siempre ha sido así, seria cuestión de preguntarle a nuestros padres y abuelos como eran las cosas antes de nosotros existir.   Lo que si debo decir, es que algunos de ellos me llevan analizar el panorama. Estoy seguro que todos vienen desde un mismo sector, son parte de lo que llaman “Guerrilla Comunicacional” el cual utilizando mecanismos de transmisión masiva de mensajes, insertan en la ciudadanía toda esa “información”, a sabiendas que el venezolano cae en el juego y las convierte en virales, ¿cual es objeto de esto?, simple: causar temor, incertidumbre y  fomentar la abstención en el bando opositor al gobierno.

Uno de los rumores que siempre surge al principio de cada campaña, es sobre el posible atentado al candidato de la oposicion, lo que “según”, lleva al gobierno a investigar a fondo, "dando como resultado el hallazgo de algunos indicios que determinan que realmente los planes son ciertos". Ocurrió con Rosales en el 2006 y con Enrique Capriles en el 2012  y de nuevo en la previa al 14A. Las preguntas que surgen son: ¿Dónde están los autores intelectuales, nombre y apellidos de ellos? Y ¿Quiénes serian los encargados de llevar a cabo la tarea?... No se mate mucho respondiéndolas, porque no existen, todo es un montaje, una patraña para llamar la atención y decir que el estado vela por la seguridad del candidato y de todo el pueblo venezolano, si fuese así, no hubiesen tantos asesinatos, secuestros, robos, violaciones y otros males que nos aquejan. No nos dejemos manipular con el cuento que “vamos a perder el país”, ¿Cuál país? Si no producimos mas que violencia, a Chávez le interesaban los pobres, ¡Si! Le interesaba que lo siguieran siendo, para conducirlos a su antojo, darles migajas y  hablarles de esperanza, mientras acusaba de los males de la nación al imperio, a las empresas privadas, a una burguesía inexistente y a todo aquel que lo adversaba. Nicolás  quiere ejecutar el mismo plan, no el de la patria precisamente, si no, el de seguir fomentando la división, el resentimiento, la manipulación y la fulana lucha de clases.

¿Que nos queda? Echar por tierra los rumores y  cuentos de camino, animarnos e impulsar a VOTAR, debemos rescatar lo poco que nos queda, hoy mas que nunca, el futuro es la meta, “Veinte años no es nada” decía Gardel en  su tango “Volver”, pero yo no pienso calármelos, catorce han sido suficientes para separar familias, perder empleos, llorar muertos, ver las carreteras en mal estado, niños y ancianos en las calles, ciudades hundidas en la miseria y la basura, barrios con casas de hojalata y techos de cartón, sectarismo, resentimiento, devaluaciones, escasez… mientras unos pocos como Nicolás y su combo viven a todo lujo, ellos no luchan por mantener “la revolución”, luchan para mantener  el poder que les da el dinero.

martes, 19 de marzo de 2013

Carlos Fraga, un cursito para Jorge Rodriguez

Imagen de Google

            Es muy triste que en el transcurrir de la vida nos encontremos con personas que poco nos dejan, pero Dios (soy creyente) es sabio y por algo no los pone en el camino. La miseria humana (dicho así, para diferenciarla de la miseria económica) es la peor de las cosas que puede caracterizar al hombre. Hay seres que son capaces de humillar, traicionar, mentir, estafar, destruir, calumniar y hasta ser verdugos del libre pensamiento solo para satisfacer su ambición y vengar su resentimiento.   

En Venezuela siempre encontraremos alguien así (lamentablemente) en nuestro entorno de trabajo, en el vecindario, barrio,escuela, universidad, familia y sobre todo en la política. Por ahí dicen que  no hay nada más sucia que ella, Lo comparto. En los últimos tiempos han proliferado estos personajes en el quehacer político, hay uno en particular y es el que ha hecho posible que usted me esté leyendo. Nunca pensé que alguien me pudiera causar tanta repulsión, creía que Mario Silva o Alberto Nolia se llevaban todos los méritos para optar por un escrito donde les diga, el asco que me generan las formas  que tienen para comunicar sus “ideas” y como se expresan de todo aquel que piense distinto, pero no fueron ellos quienes lo originaron, esta mala musa fue Jorge Rodríguez, el que con su cara de inocente, de ser ecuánime, respetuoso, sincero y pluralista, dirigió durante un tiempo el Consejo Nacional Electoral y que luego se convirtió en parte del gobierno de Chávez, fue premiado por su buena participación a favor del gobierno en el ente comicial con varios cargos importantes, entre ellos, la vicepresidencia, este individuo se ha encargado de tildar de las peores formas a todo aquel que le fue opositor al finado presidente y que hoy en día adversa  su “revolución”.

Miente en cada aparición pública y expresa con sus palabras el terrible resentimiento que tiene, le molesta que más de seis millones quinientos mil venezolanos no estemos de acuerdo con las ideas y el proceso originado después del famoso “Por ahora”. Insulta a diestra y siniestra, para luego ante cualquier comentario o crítica, salir a pedir respeto, defiende a fulanos y menganos que diariamente toman por estúpidos e ignorantes a los habitantes de este  país. Jorge Rodríguez debería hacer un curso con Carlos Fraga o algún otro gurú de las relaciones personales para ver si se le baja un poco la amargura, debería también ocuparse de los reales problemas de su municipio y no de estar difamando e insultando a cuanto puede, ninguno de los casi treinta millones que habitamos por estos lares, tenemos la culpa que el difunto no lo haya tomado en cuenta en los últimos años de su vida y que haya preferido a otros, iguales o peores que él. Pasó de ser protagonista a un simple alcalde mequetrefe, que con gorras con la estrella cubana o franelas rojas con la cara de “El Che” muestra su “nacionalismo” y  se la pasa elucubrando las mas ridículas mentiras para ganarse la venia de sus seguidores (pocos, por cierto) y ahora, del nuevo “líder”,“Nicomandante”. Eso sí, nadie le quita lo bailao, ni mucho menos el billete que se gasta.

Jorge Rodríguez forma parte de ese grupo de personas que  pasaran a la historia como simples canallas que se arrastraron para poder figurar de alguna manera, será el ejemplo para que generaciones futuras no quieran ser como él. Da dolor que gente así exista, peor, que tenga quien los aplauda, ya la vida nos ha demostrado que es capaz de tomar correctivos en cualquier momento, aquí no se viene de gratis, el mal que se hace, se paga a la vuelta de la esquina.